El Colegio Winterhill busca actualizar su marca gráfica evolucionando de una cromática azul clásica de la década del 70, a un azul más sofisticado incorporando también un color cálido. En general busca más impacto y recordación en su insignia sin perder nexo con el diseño anterior.